La última procesión del Palio de Cidadelhe en el ‘Calcañar del Mundo’

El presidente de la Câmara Municipal de Pinhel, Rui Ventura, inaugura la Casa Fuerte del Pálio de Cidadelhe acompañado por decenas de vecinos, como también de otras autoridades locales y regionales.

… então o viajante encontra Cidadelhe, lá em cima, entre o rio Côa e a ribeira de Massueime, é o cabo do mundo, será o cabo da vida. Se não houver quem se lembre”. (José Saramago, Viagem a Portugal, 1981).

Los vecinos, los pocos que quedan, pero también los emigrantes que llenan de vida y coches nuevo y caros la aldea, están de enhorabuena. Su famoso y guardado ‘misterio’ no les quitará más el sueño. Su Palio está a buen recaudo sin abandonar su lugar de origen y pertenencia. Este domingo, 12 de agosto, el presidente de la Câmara Municipal de Pinhel, Rui Ventura, inauguraba la ‘Casa-Forte de Cidadelhe’, equipamiento destinado a guardar y exponer, con seguridad, el Pálio de Cidadelhe, una pieza con más de 300 años cua custodia han llevado las gentes de Cidadelhe para guardarlo como un tesoro.

Religiosamente guardado por los habitantes de la aldea (manteniéndose en secreto el local exacto donde se encuentra), el Pálio de Cidadelhe aguardaba hace tiempo un lugar donde reposar, con seguridad y con las condiciones adecuadas a su conservación, pudiendo continuar ostentando la belleza y la singularidad que lo convierten en una pieza única y de gran valor patrimonial, recalcó Rui Ventura.

Consciente de esta necesidad, y en el deseo de hacer del Pálio de Cidadelhe un motivo más de atracción no solo en la aldea que integra el Parque Arqueológico del Valle del Côa, sino también al concejo de Pinhel completo, la autarquía pinhelense decidió avanzar con la construcción de la ‘Casa-Forte de Cidadelhe’ que pretende ser, como el propio nombre indica, “un lugar seguro para guardar el Pálio, pero también un local accesible para quien quiera ver de cerca esta pieza de museo, función que también será asumida por la ‘Casa-Forte’ para lo cual se ha contratado una persona como guía turistico no solo del Pálio y Cidadelhe, sino también de todo el Valle del Côa“, abundó el presidente de la Câmara Municipal.

En cuanto al Pálio, conviene recordar que se trata de una pieza de terciopelo carmesí típico de Venecia, bordada en oro, plata y seda, datada en 1707. Tradicionalmente, salía a la calle los días de procesión a fin de cubrir y proteger al Santísimo, siendo transportado por ocho hombres que llevaban igual número de varas. Consciente de que esas salidas habían contribuido a su degradación, el Pálio de Cidadelhe salió por última vez en procesión cuando la población cumplió sus 300 años (2007), aguardando desde entonces una solución para su conservación y seguridad.

Por ello, la procesión de esta tarde, del traslado del Pálio desde la Iglesia hasta la Casa Fuerte de un lugar que muy poco se sabe de sus orígenes, situado en el extremo norte del concejo de Pinhel y apellidado de ‘Calcanhar do Mundo’, un lugar de verdadera belleza, de piedra rústica y rusticidad en sus máxima expresión, Cidadelhe.

“O Pálio (sabia-o já o viajante e teve confirmação pela boca do seu companheiro) é a glória de Cidadelhe. Ir a Cidadelhe e não ver o Pálio, seria o mesmo que ir a Roma e não ver o papa. O viajante já foi a Roma, não viu o papa e não se importou com isso. Mas está a importar-se muito em Cidadelhe. Porém, o que não tem remedio, remediado foi. Coração ao alto”. (José Saramago em Viagem a Portugal, 1981)

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

No hay comentarios