Vinos Douro de calidad en Summer Fest de Foz do Sabor en Moncorvo

El 8 y 9 de septiembre, el Sabor D'Ouro Summer Fest Wine regresa a la mítica playa fluvial de la Foz do Sabor, en su unión al Duero, en Torre de Moncorvo. Ocasión única para hacer turismo y conocer exquisitos caldos y, de paso, buena música y mucha fiesta

El concejo de Torre de Moncorvo organiza el V Sabor D’ouro Summer Fest Wine en Foz do Sabor, una fiesta, en víspera de las vendimias, que da a conocer los maravillosos vinos que se producen en el concejo, así como su exquisita gastronomía y un paraje fluvial idílico. Un evento que se ha hecho clásico en el periodo de finales de verano y anticipándose a la época de vendimias cuando todo el territorio se convierte en un hervidero de vida y trabajo.

El festival tiene un concepto diferenciador que une la fiesta de final de verano, la música y los maravillosos paisajes de la Praia Fluvial da Foz do Sabor hasta la desgustación de vinos de excelencia producidos en el concejo.

Están presentes en la muestra y venta de vinos más de 10 productores de vinos locales, la gran mayoría ya conocidos a nivel nacional y algunos a nivel internacional. Entre ellos Quinta das Aveleiras, Adega Cooperativa de Moncorvo, Crl, Quinta do Vale da Pia, CCWines, Quinta do Couquinho, Quinta Pedra D’anta, Quinta da Silveira, Quinta da Terrincha, Encostas da Lousa y Quinta Vila Maior .

El festival y muestra/venta de vinos tiene entrada gratuita y está abierto al público este domingo 9 de septiembre, desde las 11.00 horas hasta las 18.00 horas.

Los visitantes tienen también la oportunidad de degustar en el lugar algunos platos y tapas, en los tres mostradores disponibles para el efecto. Como vitela, peces de rio, migas y mollejas, junto a embutidos y quesos.

En esta edición, destaca el concierto con lal artista Gisela João, la actuación del Dj Tiger Lewis, Álvaro Lancha y Carlos Fial.

Turismo en Torro de Moncorvo

Viajar a Torre de Moncorvo siempre se convierte en un viaje interesante, distinto y divertido. Interesante por la variedad de sus propuestas, cada una referida a una temática única. Con la distinción de una tierra gloriosa por su historia, noble por su lealtad y vecindad amiga y apacible por su naturaleza fluvial. No en vano es llamada ‘la Sintra transmotana’ -en la Terra Quente- y ‘Princesa do Roboredo’.

Unido a ello, una gran parte del concejo tiene un microclima mediterráneo que origina cultivos como la viña, el olivo y el almendro. Es esa área que está delimitada por la Região Demarcada do ‘Vinho do Porto’ y, por el área do Alto Douro Vinhateiro clasificada como Património da Humanidade por la UNESCO. Y de vinos viene este viaje. Porque no es menos cierto que Portugal ha cogido carrera en la producción y comercialización -con la difusión de por medio- de su amplia variedad de caldos. Son muchas ciudades, villas y concejos de A Beira y Trás-os-Montes los que organizan eventos, ferias o fiestas dedicadas al vino.

Nada más cruzar el puente tras dejar atrás la carretera que baja de Moncorvo, el viajero se encuentra con Foz do Sabor, el único pueblo pesquero fluvial que nos queda. A la derecha, una inmensa tienda al aire libre de frutas, hortalizas y otros productos del campo, que es una delicia de colores, variedad y precios… exquisita la compota y las aceitunas fileteadas… Es la zona donde se unen el Sabor y el Duero/Douro, dos ríos que embellecen el lugar y atraen a miles de visitantes en la época de temporada de baño. Pero también es un placer en cualquier época del año por sus temperaturas moderadas y la tranquilidad y el sosiego del paraje.

En las dos orillas del río Sabor, el viajero se encuentra con barcos de los pescadores de Foz, parecen anclados en el túnel del tiempo… Son las principales herramientas, junto con los transmallos para pescar los peces de río -bogas y barbos- que aquí, en Foz do Sabor, se comen fritos de textura crujiente no sin antes saborear las tradicionales migas. Y, ahora, llega el maridaje de los tintos y blancos que se exponen en el Sabor D’ouro Summer Fest Wine. Es la composición perfecta de una sinfonía gastronómica.

No es por nada, el viajero regresa a la ciudad del Tormes con la idea de que vale la pena una visita a este hermoso pueblo -Foz do Sabor- por su belleza natural que proporcionan el Sabor y el Duero, bien para bañarse en la playa fluvial, bien para disfrutar de los deportes fluviales. Y de merienda, antes de emprender el camino de vuelta, unas migas de peixes, un plato de peces escabechados y otro de fritos y el vino de Moncorvo. Dicen que la felicidad, en muchas ocasiones, tiene nombre… Foz do Sabor, no lo dude, cachis.

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

 

No hay comentarios