La Feria de los Gorazes abarrota de visitantes a Mogadouro

Mogadouro vive la más importante feria del norte de Portugal. Son los tradicionales Gorazes que atraen a miles de visitantes no sólo del país, sino también a cientos de españoles, principalmente de la provincia de Salamanca

Visitar Mogadouro siempre es una ilusión, en cuanto que el concejo y la ciudad ofrecen todo un conjunto de atractivos turísticos que colman el deseo de los visitantes. Mogadouro y sus freguesías y aldeas no es solo gastronomía, principal motivo de atracción para cientos de personas -su buena posta mirandesa, su bacalao a las mil maneras e incluso brochetas asadas de marisco en el las que el pulpo natural o seco es el ingrediente-, sino también todos los parajes naturales de una gran riquezas paisajística y ambiental con aves y flora ricas en especies autóctonas en los ríos Duero/Douro y Sabor, no deja de pertenecer este concejo al Parque Internacional Arribas do Douro, además de estar integrado en la Gran Ruta del Duero Internacional y Duero Vinhateiro, es el GR36 que une ambos territorios del río. A ello también se puede sumar el patrimonio, tanto material con iglesias, ermita y castros de indudable valor, como su patrimonio inmanterial representado por los caretos/mascaradas de invierno y la música con la gaita de foles.

Estos son los elementos más importantes de atracción turística, a ellos se suman otros alicientes a lo largo del año, como sus diversas ferias. Es el caso das Amendoeiras en Flor allá por febrero/marzo, Terras Transmontanas, Air Burros a finales de julio, o el desfile de máscaras por las calles de la villa fechas antes de Navidad. Y entre todos ellos destaca, por su antigüedad, la Feira dos Gorazes, que se celebra estos días, inicándose el pasado viernes, 12 de octubre, y finaliza este martes, 16.

Esta fiesta tradicional tiene raíces en la Edad Media y sirve para festejar el final de las cosechas conviertiéndose, por ello, en una excelente oportunidad de negocio en todos los ámbitos de la agroganadería y agroalimentación con la maquinaria agrícola como uno de los elementos más importantes de la Feria.

Una feria que logra atraer a miles de visitantes durante los cinco días que dura la misma, siendo el lunes feriado en el municipio y fecha en la que acuden, sobre todo, los habitantes del concejo en el día de mercado. Tal es el número de visitas que todos los restaurantes y lugares de alimentación se encuentran llenos, siendo, en muchos momentos, imposible conseguir una silla para degustar la gastronomía. Y no será por falta de lugares de restauración, que los hay para todos los gustos y bolsillos.

Mogadouro es un proyecto turístico que tiene las puertas abiertas a lo largo de todo el año. Su visita es una experiencia única y enriquecedora no solo para las familias sino también para convivir entre amigos y los transmontanos. Es fundamental, también, conocer el trabajo duro que está por detrás de los productos que adquirimos y degustamos. Porque, ahora más que nunca, es el momento de seleccionar lo que consumimos y de valorizar lo que es propio o autóctono.

La vida está hecha de experiencias y, cada vez más, justifico que debemos arriesgar y vivir los momentos intensamente, porque Mogadouro es más de lo que se imagina, cachis!

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

No hay comentarios