La imaginación belenista convierte a Torre de Moncorvo en espacio mágico

Imaginativo y mágico espacio navideño para diversión de los más pequeños y mercadillo para mayores en Torre de Moncorvo, que bien merece una visita por estas épocas de Navidad con parajes y temperaturas óptimas.

El Municipio de Torre de Moncorvo se ha transformado en una ciudad mágica tras montar un espacio destinado a los más pequeños que recibe una enorme acogida. Aquí los niños pueden vivir varias experiencias como visitar a Papá Noel, escribirle una carta, divertirse en los diversos carruseles y noria y participar en un taller de pinturas faciales.

El espacio infantil está situado en la Plaza Francisco Meireles junto con el mercado navideño. Los visitantes pueden adquirir en este mercado diversos productos autóctonos, regalos de Navidad elaborados con materiales reciclados y dulces tradicionales de Torre de Moncorvo.

El Mercado de Navidad y el espacio infantil están abiertos hasta el día 26 de diciembre, en los días laborales de las 13.00 horas a las 19.30 horas, los días 21, 22 y 23 de diciembre de las 10.00 a las 22.00 horas, y el día 24 de diciembre de las 10.00 a las 17 horas y el día 25 de diciembre de las 15.00 horas a las 18.00 horas.

Pero es que además se puede disfrutar del espacio infantil, y visitar los restantes espacios navideños como el piñoneiro, que cuenta con la colaboración de todas las clases del grupo de escuelas y Centro Parroquial de Torre de Moncorvo, y el Belén en colaboración con las Juntas de Freguesía del concejo. Todo un espaciio que hará las delicias de quienes gustan de este tipo de montajes, porque haberlos, haylos y para todos los gustos y colores.

Además, la ciudad también se ve engalanada con diversos árboles navideños, ubicados en lugares estratégicos del centro histórico para animar el paseo, crear la vista e invitar a conocer los comercios locales.

A todo ello se suma la agradable temperatura en este territorio del Sabor y el Duero, que impregnan de olores naturales su campiña y ofrecen una gastronomía única.

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

No hay comentarios