Mogadouro mira con «optimismo» al futuro rural en la Feria dos Gorazes

Del 11 al 16 de octubre Mogadouro se convierte en el centro agroganadero, gastronómico y de maquinaria de la región Norte de Portugal. Bien merece una visita para degustar sus exquisitos platos y conocer su patrimonio arquitectónico y natural

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Acto de inauguración de la Feria dos Gorazes de Mogadouro,/ FALCAO
loading...

Mogadouro es un proyecto turístico que tiene las puertas abiertas a lo largo de todo el año. Su visita es una experiencia única y enriquecedora no solo para las familias sino también para convivir entre amigos y los transmontanos. Es fundamental, también, conocer el trabajo duro que está por detrás de los productos que adquirimos y degustamos. Porque, ahora más que nunca, es el momento de seleccionar lo que consumimos y de valorizar lo que es propio o autóctono.

Desde estas premisas, en la tarde/noche de este viernes arrancó una nueva edición de la Feira dos Gorazes en Mogadouro. La inauguración contó con la asistencia de muchos vecinos, acto que tuvo la presencia de los presidentes de las Câmaras Municipales de Torre de Moncorvo y de la Asociación del Duero Superior, Nuno Gonaçalves y Alfândega da Fé, Eduardo Manuel Dobrões Tavares; así como otros vicepresidentes y vereadores de las Câmaras de Bragança, Macedo de Cavaleiros, Vimioso y Vila Flor, así como del vicepresidente de la Asociación Turismo Porto e Norte de Portugal, Manuel Beninger, presidentes de freguesías de Mogadouro, y directivos de diversas asociaciones quienes compartieron protagonismo con el presidente de Mogadouro, Francisco Guimãraes. Son los municipios del Duero/Douro y Trás-os-Montes.

Esta fiesta tradicional tiene raíces en la Edad Medida y sirve para festejar el final de las cosechas y es una excelente oportunidad de negocio en todos los ámbitos de la agroganaderia y agroalimentación con la maquinaria agrícola como uno de los elementos más importantes de la Feria. Además, destaca el espacio expositivo ganadero con las razas autóctonas del concejo, como el ovino churro mirandés, el burro mirandés, la ternera mirandesa, la cabra y el cerdo bísaro.

En este sentido, el presidente Francisco Guimarães abundó en el deseo de la Câmara por realizar «más y mejores infraestructuras» de cara a potenciar el sector agroalimentario, también como modernizar el Recinto Ferial.

Una feria que logra atraer a miles de visitantes durante los cinco días que dura la misma, siendo el lunes feriado en el municipio y fecha en la que acuden, sobre todo, los habitantes del concejo en el día de mercado. Tal es el número de visitas que todos los restaurantes y lugares de alimentación se encuentran llenos, siendo, en muchos momentos, imposible conseguir una silla para degustar la gastronomía. Y no será por falta de lugares de restauración, que los hay para todos los gustos y bolsillos.

La Feria en cifras

Este año son más de 150 expositores de diversos sectores de la actividad agroganadera los que estarán presentes en la Feria dos Gorazes, con una inversión cercana a los 130.000 euros, siendo calificado por los profesionales como uno de los mayores certámenes de su género en la región Norte del país.

Además, la organización apuesta, por cuarto año consecutivo, por una muestra de razas autóctonas, donde se incluyen ovinos, caprinos, bovinos, caballar, burros y el perro ‘de gado’ trasmontano. Pero más allá de todo ello, la Feira dos Gorazes da también acogida a las múltiples actividades del concejo, como la artesanía, la gastronomía -con restaurantes en el recinto ferial- y muestas etnográficas.

El programa ferial incluye también espectáculos musicales todos los días, como la presencia de Bárbara Bandeira, Zíngarus, David Antunes así como otras orquestas y diversos grupos de gaiteiros del concejo, concurso de perro de ganado transmontano, una cacería de jabalí, paseo Motacard, desgustaciones gastronómicas y de vino. La Feria sigue hasta el día 16 y tiene entrada libre.

Visitar Mogadouro y su concejo

Visitar Mogadouro siempre es una ilusión, en cuanto que el concejo y la ciudad ofrecen todo un conjunto de atractivos turísticos que colman el deseo de los visitantes. Mogadouro y sus freguesías y aldeas no es solo gastronomía, principal motivo de atracción para cientos de personas -su buena posta mirandesa, su bacalao a las mil maneras e incluso brochetas asadas de marisco en el las que el pulpo natural o seco es el ingrediente-, sino también todos los parajes naturales de una gran riquezas paisajística y ambiental con aves y flora ricas en especies autóctonas en los ríos Duero/Douro y Sabor, no deja de pertenecer este concejo al Parque Internacional Arribas do Douro, además de estar integrado en la Gran Ruta del Duero Internacional y Duero Vinhateiro, es el GR36 que une ambos territorios del río. A ello también se puede sumar el patrimonio, tanto material con iglesias, ermita y castros de indudable valor, como su patrimonio inmanterial representado por los caretos/mascaradas de invierno y la música con la gaita de foles.

Merece la pena, también, degustar su rica gastronomía que, si tiene en la posta de ternera mirandesa -autóctona- su plato fuerte, no es menos cierto que goza de prestigio en otra multitud de manjares, como el jabalí y el bacalao a las mil maneras, como los guisos de vitela -ternera- o mismamente el queso, y bien rico de Bruxó, o los dulces de textura espectacular. Y todo ello sabe mejor cuando se degusta acompañado por los verdaderos artífices de que el mundo rural tenga vida y sostén en los pueblos, como son los presidentes/alcaldes de Bruxó, Tó, Sanhoane, Meirinhos, Mogadouro y Travanca.

No tenga duda, Mogadouro y su consejo es mucho más de lo que imagina, cachis!

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

 

No hay comentarios

Dejar respuesta